Historia y evolución del SEO, tal y como lo conocemos hoy

A riesgo de sonar nostálgico y viendo que cada vez es más complicado no repetir temas SEO en el blog, voy a escribir sobre la historia y evolución del SEO, hasta llegar al SEO tal y como lo conocemos en la actualidad.

El SEO del pasado

El SEO ha cambiado mucho en estos últimos años, eso no es nada nuevo. Ya quedó atrás aquello de solicitar de forma totalmente manual, la inclusión de una web en el índice del propio buscador a través de un enlace que había en el mismo. También quedó atrás lo que antes funcionaba, como la sobreoptimización onpage a través de keyword stuffing y las campañas de linkbuilding mediante backlinks con anchortext exactos, procedieran de donde fuera… También funcionaba la copia exacta de contenidos y traducirlos de forma automática a otros idiomas (esto si se hace bien, parece que aún funciona). Todo valía, sí señores, y no había mobile first index, ni nada por el estilo 😊 Por aquella época, los móviles servían solo para llamar y mandar SMS.

 

El SEO como tal, podríamos decir que nació allá por el 1993-1995, casi con la aparición de las primeras webs y buscadores, aunque en su sentido actual, comenzó a usarse en 1997, todavía no establecido como profesión. Un dato interesante: en 1990, Tim Berners-Lee y su equipo crearon “un registro” para apuntar las webs y servidores que estaban apareciendo. El primer nodo español en esta lista fue la máquina instalada en la Universidad Jaume I de Castellón, que creó la primera web de España. Pasaron algunos años y en 1995, como buscador de cabecera prácticamente todos usábamos Yahoo! que comenzó como un directorio y Altavista (Google no existía todavía, nació en 1998). Yo conocí el buscador de Google allá por el 1999-2000 y fue gracias a la hermana de un amigo, Marly Espuny, que por aquella época tendría 14 años y que evidentemente he de agradecerle que me hablara de él, pues en parte gracias a ella me metí en este mundillo.

 

Las empresas no tardaron en detectar perfectamente, que un buscador era el lugar donde los usuarios pasaban mucho tiempo al día y era una herramienta que cada vez se iba a utilizar más, por lo que tener visibilidad en ellos, era casi necesario para cualquier negocio offline. Sí, digo offline porque los negocios online aparecieron más tarde. Ya no valía aquello de incluir la página web en la tarjeta de visita para atraer tráfico.

Cuando el linkbuilding era sinónimo del SEO

A partir del 2001, el linkbuilding se convirtió en un negocio y proliferó tanto, que la compra-venta e intercambio de enlaces se puso de moda. El SEO era casi sinónimo de linkbuilding por aquella época y duró esta percepción unos cuantos años, hasta el 2012 los enlaces eran prácticamente lo más importante para posicionar, pero en el transcurso del tiempo, aparecieron elementos que fueron dándole movimiento al SEO, como la indexación de las páginas en Flash, los enlaces nofollow, la etiqueta canonical y etiquetas next y prev para las paginaciones. Todavía no se hacía SEO internacional y no existían las etiquetas hreflang.

Cambios importantes en Google y en el SEO

Del 2010 al 2012 hubo muchas webs que vivían del SEO y tuvieron que aparcar sus negocios. Google se puso las pilas y con su afán de mostrar resultados relevantes y de calidad al usuario en las SERPs, comenzó a mejorar su algoritmo trayendo actualizaciones como Caffeine y dando un golpe sobre la mesa. Las reglas del juego comenzaban a cambiar y, o te adaptabas, o estabas fuera de su ecuación.

 

Después de Caffeine le siguió Panda y Penguin en 2011 y 2012 respectivamente. Si Caffeine hizo daño al sector, se dice que Panda dejó tocadas entre un 12% y un 15% de webs. Mientras que Panda buscaba la calidad en los contenidos, persiguiendo la duplicidad y el contenido pobre, Penguin, se centraba en el spam y el linkbuilding de baja calidad. Hubo muchas actualizaciones de ambos y en dos años cayeron muchas webs por el camino, que no seguían las directrices que marcó Google. Además, antes, para salir de alguna de estas penalizaciones, tenías que esperar al siguiente update de Google, lo que hacía que fuera más complicado salir a flote.

 

El 16 de diciembre de 2014, Google News cierra en España, justo antes de La Lotería de Navidad. En esa época yo estaba trabajando en RTVE y para mí era un reto enorme marcar un hito histórico en aquel evento. Todavía recuerdo cuando entré de madrugada para prepararlo todo junto con Nacho Delgado y sí, frente a todas las adversidades, ese año conseguimos batir un récord histórico 😊

 

Llegó un momento en el que ya no valía el linkbuilding a cualquier precio y Google comenzaba a premiar los enlaces de calidad, que vinieran de sitios de la misma temática y con autoridad. Ya no valía usar el comando “link:web” y “linkdomain:web” para monitorizar la parte offpage de una web y Google aprendió que lo que era bueno para el usuario, lo sería también para su buscador y por tanto, iba a primar la calidad de los contenidos y la experiencia de usuario (UX), aunque no debíamos olvidarnos del linkbuilding, sobre todo en sitios recién salidos del horno, con poca autoridad o sitios que no trabajan el brand de su propia marca, cosa que por cierto es cada vez un error más grande.

 

En un momento, no sé exactamente cuándo, apareció también el SEO Local, aunque como todo, ha ido evolucionando y ahora es mucho más sofisticado. Antes valía con mencionar la keyword en el nombre del negocio, la ubicación exacta y poco más. La actualización del algoritmo de Google llamada Pigeon, en verano de 2014, dio una vuelta considerable al SEO Local, cambiando de nuevo las reglas del juego y haciendo prevalecer señales como las reseñas y opiniones positivas de una compañía, en lugar de centrarse en otras más tradicionales.

 

Y las redes sociales entraron más que nunca en acción, ¡sí! Siempre se habla de que las señales sociales no afectan al posicionamiento de una web, pero al menos por experiencia personal, he de decir que cuanto más viral es “algo”, al menos en un medio de comunicación, es más sencillo meter una noticia en News. No quiero posicionarme en si afectan o no, pero aunque sea indirectamente, cuanta más visibilidad tiene una web, más probabilidades hay de que se generen ciertas señales y también de que te enlacen de forma natural. Y esto, todavía sí que es un factor SEO, así que ahí lo dejo.

El SEO del presente y del futuro

2016 y 2017 podemos decir que han sido los años del móvil. El mobile-first se ha vuelto imprescindible con la llegada de AMP, las búsquedas por voz, etc, los tiempos de carga hoy en día se miden más que nunca y todos buscamos aparecer en un snippet de posición cero. Una web es código y si el contenido es el rey, la estrategia y el SEO técnico siempre serán la reina, ¡no lo olvidemos!

 

Y con este resumen de la evolución del SEO (bastante breve, por cierto), podemos sacar la conclusión de que hemos aprendido que Internet es un lugar donde no paran de ocurrir cosas, donde lo que antes funcionaba, sabemos que puede dejar de hacerlo, que estamos en un ecosistema en constante movimiento, y por tanto, no debemos dejar de aprender jamás. Las empresas se van dando cuenta del valor que tiene el marketing digital y cada vez lo ven más como una pata de su negocio y no como una simple ayuda, ya no compran ni enlaces ni contenidos a granel y saben que el SEO ya no es cosa del “cuñao”.

 

¿Y qué ha sido lo mejor de que el SEO evolucione tanto? Pues que me ha dado para poder enlazar un montón de posts con anchortext exactos, porque como sabéis, en el crosslinking interno sí que vale 😊

The following two tabs change content below.

Loren Valero

Cuenta la leyenda que me inicié en el mundo online hace ya unos 14 años, tras estudiar ingeniería informática en la Universitat Jaume I de Castellón. Por aquel entonces, el SEO era un concepto propio de la ciencia ficción y la conexión a internet no era posible sin un cable. A lo largo de mi trayectoria profesional me he atrevido con todo, dando servicio como SEO Manager a RTVE y al Diario AS entre otras compañías. En mi otra vida debí de ser corrector en un periódico, porque no se me escapa ni un detalle en lo que a la ortografía se refiere. En "mi tiempo libre" imparto clases en el IEBS de la asignatura "análisis de contenidos para SEO". Puedes seguirme en → @lorenvalero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario:

  Acepto la política de privacidad de datos

Ocho − 5 =