La canibalización SEO y el canibalismo tienen algo en común - Internet República
70945
post-template-default,single,single-post,postid-70945,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
Canibalización SEO

La canibalización SEO y el canibalismo tienen algo en común

¿Qué es la canibalización SEO y por qué puede hundir un proyecto?

 

Aunque suene parecido, no hay que confundir canibalización con canibalismo. El canibalismo es el acto o la práctica de alimentarse con miembros de la propia especie. La canibalización se alimenta también de la misma especie, pero en este caso de tus propias URLs que intentan posicionar por la misma keyword.

La palabra canibalización tiene muchos significados, pero en concreto en el argot SEO, es un concepto que se refiere a la situación en la que intentamos posicionar diferentes URLs de nuestra página web con la misma intención de búsqueda o por los mismos términos. Esto hace que en la hoja de resultados, Google considere tu web como tu propio competidor, ya que estás luchando con URLs diferentes por la misma palabra clave, es decir, al final acabas perdiendo contra tus competidores porque le mandas señales contradictorias confundiendo a Google y terminas por no posicionar para esa keyword. Como casi siempre en SEO, menos es más y este es un claro ejemplo del dicho.

Del mismo modo que no conviene confundir la canibalización con el canibalismo, tampoco deberíamos confundir la canibalización con la duplicidad. No son lo mismo, aunque muchas veces estén estrechamente relacionadas. Cuando hacemos referencia a duplicidad, nos referimos a porcentaje de similitud entre varias URLs a nivel de contenido, es decir, podemos tener un listado de vestidos con el mismo contenido que otro, pero que a través de meta etiquetas e incluso el propio naming de URL, se orienten a intenciones de búsqueda diferentes. En este caso estaríamos incurriendo en contenido interno duplicado y no en canibalización, si conseguimos que Google entienda que cada URL responde a búsquedas diferentes.

¿Cómo afecta la canibalización en una web y qué tipos de canibalización podemos encontrar?

 

Al igual que el contenido duplicado, la canibalización va a influir en la autoridad y los estándares de calidad de tu web, que acabará repercutiendo en la visibilidad y el tráfico orgánico, puesto que el SEO cada vez va más de la mano de la experiencia de usuario y la canibalización, confunde también a éste.

Cuando estamos tratando de posicionar por una palabra clave, lo hacemos compitiendo con el resto de webs que aparecen en la SERP de Google. Pero si en tu web tienes dos o más URLs que tratan de posicionar por el mismo término, tu propia web se convertirá en tu competidor más duro. Esto Google no lo interpreta como una buena práctica por lo que la fuerza se verá dividida o incluso reducida hasta llegar al punto de no aparecer para esa keyword, dependiendo del nivel de canibalización que tengas dentro de tu dominio.

La canibalización hará que Google no entienda bien cuál es la URL más importante del proyecto para determinada palabra clave y cuál es la que pretendes que posicione, provocando que o bien posicione la URL que menos nos interesa o que no posicione ninguna de las dos. Se puede dar el caso de que Google posicione ambas URLs en primeras posiciones si considera que están ofreciendo un contenido útil y el que espera encontrar el usuario. En este caso no sería una canibalización negativa, si el contenido es totalmente diferente entre las dos URLs y ofrecen información relevante.

Podríamos tener estas URLs que estén posicionando para la búsqueda “modelo 1”:

  • dominio/moviles/modelo1/
  • dominio/moviles/modelo1-vs-modelo2/

 

Otro ejemplo puede ser lo que ocurre en los medios de comunicación, cuando cuentan con una ficha del Real Madrid y también una tag del mismo equipo. En estos casos, los contenidos son totalmente diferentes y a nivel de title/h1 y enlazado interno se orientan para que posicionen por keywords diferentes como «real madrid», “equipo real madrid” o «noticias real madrid», “actualidad real madrid”.

Es muy importante revisar la canibalización en cualquier sitio web y tener bien definida la estrategia del proyecto a la hora de crear o modificar secciones en una web. Siempre que queramos añadir o modificar una sección en una web, deberíamos analizar primero si ya tenemos una URL que responde a la búsqueda de los términos nuevos que queremos añadir.

Estos tipos de canibalizaciones SEO son los más comunes dentro de una web:

  • Canibalización entre diferentes fichas de producto.
  • Canibalizaciones entre fichas de producto y listados de productos.
  • Canibalizaciones entre fichas de producto o listados y landings informacionales.
  • Canibalizaciones entre artículos de un blog y secciones de un ecommerce.
  • Canibalizaciones entre distintos artículos de un blog.
  • Canibalizaciones entre categorías y tags de un blog.
  • Canibalizaciones entre categorías/tags y artículos de un blog.

 

Tal y como comentaba antes, la canibalización también puede ser negativa para el usuario y por tanto al final repercutirá en tu web, ya que puedes estar mostrándole contenido duplicado generándole confusión, contenido que no es el deseado o no define bien la palabra clave, provocando así un aumento de la tasa de rebote en tu web. También generará fluctuaciones en las posiciones de las SERPs, viéndose afectada la visibilidad y tu tráfico.

¿Cómo detectar la canibalización SEO en mi web?

 

Hay que tener claro, que como hacía referencia antes, no toda la canibalización de la web se puede considerar negativa, hay ciertos casos en los que la canibalización no hace daño a tu web, como por ejemplo:

  • Cuando existe canibalización por palabras clave que incluyan tu marca.
  • Cuando URLs que posicionan por la misma palabra clave están orientadas y optimizadas para que posicionen por keywords diferentes, pero acaban satisfaciendo al usuario.

Pero en los casos en los que la canibalización sí está penalizando a tu web, es muy importante localizarla. Debemos detectar esta canibalización y se puede hacer uso de herramientas o bien de formas más rudimentarias que te detallo a continuación:

  • Buscador interno de tu propia web. Desde éste, cualquier búsqueda te sacará todos los resultados asociados a esa palabra clave en tu web, por lo que es una manera de detectar que tienes este problema de canibalización, aunque no es la manera ágil y rápida de detectar canibalización.
  • El propio CMS. Si tenemos acceso, podemos filtrar por los titulares de las páginas y detectar posibles canibalizaciones entre las URLs que nos muestre el CMS.
  • Comandos básicos de Google. Podemos usar el buscador de Google para detectar también esta canibalización. Mediante el comando “site:” + la palabra clave que queremos analizar, podremos afinar más nuestra detección en Google, el cual nos sacará todos los resultados indexados asociados a nuestra web para la palabra clave que hemos detectado. También podemos utilizar la combinación de otros comandos como “site:” + “intitle:” o “site:” + “inurl:” o incluso haciendo uso del símbolo “-“ para eliminar partes de la web como el blog o la web corporativa, si dentro del dominio tenemos varias secciones.
  • Google Search Console: Nos permitirá descubrir por cuántas URLs está posicionando una palabra clave o si sospechas que dos URLs están posicionando por la misma palabra clave.

 

Para la primera opción:

  1. Nos metemos en Search Console y clicamos en “Resultados de búsqueda”.
  2. Pinchamos en “Consulta” e introducimos la palabra clave que se ha detectado que genera canibalización o bien tengamos dicha sospecha. También podemos pinchar directamente en cualquier palabra clave de las que muestra SC y sospechemos que existe canibalización.
  3. Luego se clica en la sección “Páginas” para que así te muestre las URLs por las que está posicionando esa palabra clave seleccionada.

 

En el caso de que haya sospecha de que dos URLs estén posicionando y atacando la misma palabra clave:

  1. Se incluye un filtro, se selecciona “Comparar” y se introduce las dos URLs de las que sospechamos que puede haber canibalización.
  2. Se descarga el fichero que resulta de la comparación de ambas URLs.
  3. Abres el Excel aplicando el “Formato condicional” -> “Reglas para resaltar celdas” -> “Valores duplicados”, obtendremos todas las keyword duplicadas, es decir, por las que posicionan dichas URLs.

 

Como hemos visto en los otros dos casos, es una manera de confirmar que tienes canibalización dentro de la web, pero no es el procedimiento más ágil para detectar y sacar toda la canibalización de la web. También, esta manera de detección y su efectividad dependerá del tamaño del proyecto y de la web que se esté analizando.

  • Haciendo uso de Sistrix: En el caso de que tengamos contratada la herramienta de Sistrix, se podrá hacer uso de ella para detectar la canibalización de una manera más ágil.

 

Los pasos que debemos seguir son:

  1. Introducir el dominio de nuestra web o el que queramos analizar .
  2. Seleccionar en el menú de la izquierda “Palabras clave”.
  3. Clicamos en “Filtrar” y añadimos el filtro de “Mostrar canibalización de palabras clave”.
  4. La herramienta mostrará una tabla, en la cual nos tendremos que fijar en la columna de “Cantidad de URLs” para saber cuántas URLs están asociadas a una palabra clave. Por lo tanto, podremos saber de manera rápida y sencilla cuántas URLs están asociadas a las palabras clave del dominio que hemos analizado, es decir, la canibalización encontrada dentro de dicha web.

 

¿Cómo solucionar la canibalización SEO en mi web?

 

Para poder solucionar la canibalización en cualquier web, se debe tener clara previamente, la estrategia que se quiere llevar a cabo. Como hemos visto, lo importante para que no haya canibalización, es que una única URL posicione por una sola keyword.  Por lo tanto, los pasos que se plantean son:

  1. Identificar primero cuáles van a ser las URLs que vamos a querer mantener y para qué keywords vamos a querer que posicione cada una de ellas.
  2. Aprovechar el contenido válido de las URLs que vamos a reutilizar para mejorar la que vamos a optimizar y que pretendemos posicionar, haciéndola lo más atractiva y potente posible a nivel de contenido y su optimización onpage.

 

Teniendo todo esto claro, podemos proceder de varias maneras para solucionar el problema de canibalización:

  1. Eliminar las URLs que canibalizan con la URL que queremos mantener.
  2. Redirigir las URLs que canibalizan a la que elegimos y queremos posicionar mediante una redirección 301 transmitiendo así el potencial de estas URLs a la URL final. De esta manera además evitamos que se generen URLs que arrojan errores 404 y si hemos detectado previamente que existía canibalización, casi con seguridad que al realizar la redirección, no generaremos ningún tipo de “soft 404”.
  3. Utilizar la etiqueta canonical. Aunque la etiqueta canonical es una directiva de Google, son etiquetas que funcionan como indicadoras de que el contenido realmente relevante e importante es el que se indica en ella. De esta manera podemos seguir conservando todas las URLs y pese a que algunas puedan tener el mismo contenido generando duplicidad, nos protegemos de una penalización. El problema que nos puede generar esta etiqueta es que no se traspasa el potencial ni la autoridad de una URL a otra y Google puede seguir manteniendo indexadas ambas e incluso posicionando la que no nos interesa.
  4. Desindexar las URLs que hemos detectado que canibalizan mediante etiqueta noindex.
  5. Antes de tomar cualquiera de estas decisiones para eliminar la canibalización, podemos jugar una carta mucho más interesante y es orientar una de las URLs para atacar a una keyword diferente, siempre y cuando las páginas no dupliquen el contenido, claro. Es decir, podríamos mantener ambas URLs y que posicionen para términos similares y diferentes a la vez (sinónimos o alguna variante long tail de la keyword principal, por ejemplo).

 

Una vez eliminada la canibalización, el enlazado interno que teníamos distribuido por el resto de URLs que canibalizaban, deberíamos modificarlo para que apunte a la URL que queremos posicionar, además de evitar enviar a través del sitemap, dichas URLs que ya no queremos que Google las tenga en cuenta.

¿Cómo solucionar la canibalización entre dominios propios?

 

Aquí se plantea casi un imposible… ¿Es posible rankear dos dominios propios que tienen el mismo tipo de negocio, «por las mismas keywords» y sin pisar un proyecto con el otro? A esto contestamos, sí, sí es posible. Como hemos visto antes, existen técnicas en las que pueden convivir dos URLs que están posicionando por la misma keyword sin hacerse daño las unas con la otras, aunque en este caso, además del problema de que 2 URLs (de diferentes dominios) estén posicionando para la misma keyword, e incluso muchas veces, esté por encima el dominio que no te interesa que aparezca antes, se le añade el hecho de que ambos dominios puedan tener el mismo diseño, misma IP y misma parametrización de URLs.

Google asume que dos dominios son iguales, si comparten parametrización de URLs y usan alojamiento compartido, es decir, misma IP o similar. Si a esto le añades que además ambos dominios tengan el mismo diseño, todavía complicamos más esta ecuación. En el caso de contar con dos dominios tan similares a nivel de contenido y diseño, deberíamos intentar orientar uno de ellos, por ejemplo, más a long tail. En el caso de un ecommerce, elegir “comprar + categoría + online” podría ser una buena idea y que el otro dominio intente posicionar solo por la keyword de la propia categoría. Además, se pueden incluir textos diferenciadores y optimizados mediante encabezados, aunque sea en uno de los dos dominios (yo elegiría el que va a posicionar por la propia categoría) y lo ideal sería que poco a poco, cada vez, el dominio que se orienta a longtail, tuviera una parametrización de URLs distinta, es decir, una jerarquía diferenciada del otro dominio e incluso a poder ser, que ataque keywords distintas, bien sean sinónimos del otro dominio o variantes de éstas, puesto que aunque orientemos a través de meta etiquetas, el dominio a long tail, seguramente mucho enlazado interno siga apuntando con el anchor text exacto y por tanto, Google seguirá viendo ciertas señales de que queremos que ese dominio posicione también por el naming de la propia categoría y por tanto sigamos canibalizando con el dominio principal, que sí queremos que posicione para las keywords exactas de la jerarquía.

Antes de terminar, quiero agradecer a Claudia Pardo, el tiempo que ha dedicado a recoger información y a ayudarme con el enfoque del post. Sin su ayuda, este artículo no sería tan completo… Como siempre, tan entregada y dispuesta a colaborar 🙂

The following two tabs change content below.

Loren Valero

Cuenta la leyenda que me inicié en el mundo online hace ya unos 14 años, tras estudiar ingeniería informática en la Universitat Jaume I de Castellón. Por aquel entonces, el SEO era un concepto propio de la ciencia ficción y la conexión a internet no era posible sin un cable. A lo largo de mi trayectoria profesional me he atrevido con todo, dando servicio como SEO Manager a RTVE y al Diario AS entre otras compañías. En mi otra vida debí de ser corrector en un periódico, porque no se me escapa ni un detalle en lo que a la ortografía se refiere. En "mi tiempo libre" imparto clases en el IEBS de la asignatura "análisis de contenidos para SEO". Puedes seguirme en → @lorenvalero

Últimos artículos de Loren Valero (Ver todos)

Loren Valero
loren@internetrepublica.com

Cuenta la leyenda que me inicié en el mundo online hace ya unos 14 años, tras estudiar ingeniería informática en la Universitat Jaume I de Castellón. Por aquel entonces, el SEO era un concepto propio de la ciencia ficción y la conexión a internet no era posible sin un cable. A lo largo de mi trayectoria profesional me he atrevido con todo, dando servicio como SEO Manager a RTVE y al Diario AS entre otras compañías. En mi otra vida debí de ser corrector en un periódico, porque no se me escapa ni un detalle en lo que a la ortografía se refiere. En "mi tiempo libre" imparto clases en el IEBS de la asignatura "análisis de contenidos para SEO". Puedes seguirme en → @lorenvalero



Contacto
close slider



He leído y acepto la política de privacidad.