Buscando el enlazado interno perfecto de una web

enlazado interno

Cuando hablamos de enlazado interno, o lo que en el argot del SEO se suele denominar como “crosslinking interno” de una web, es como si nos estuviéramos refiriendo directamente a términos como usabilidad e indexación. Evidentemente, para poder llegar a pensar en cómo optimizar o preparar un buen enlazado interno, primero debemos tener una arquitectura y estructura de URLs clara dentro de la web.

 

Un enlazado correctamente planificado desde el comienzo, nos va a ayudar a que Google y en general, cualquier buscador, entienda mejor la web y le dé valor a las secciones según para qué familia de términos. Los enlaces transmitirán mayor o menor “valor SEO” hacia la página de destino, dependiendo de la sección de la que procedan, autoridad de página y del contexto y temática de la que trate dicha URL origen.

 

El enlazado interno es un factor que en numerosas ocasiones se pasa por alto a la hora de crear o analizar una web a nivel SEO… Nos solemos centrar en otros factores, no por ello menos importantes y el hecho de no plantearlo desde el comienzo, significa que estemos obviando una correcta indexación, algo vital para comenzar a aparecer en los buscadores.

 

En mi opinión, la arquitectura, junto con la forma en que enlazamos internamente, son los factores clave del posicionamiento de cualquier web.

 

Estructura vertical

 

En términos de SEO, siempre se ha recomendado que los enlaces internos de una web se formen de la siguiente forma:

 

A groso modo, desde un nivel x se debería enlazar a páginas del nivel superior, a páginas del mismo nivel y a páginas del nivel inferior. Así sucesivamente… Esto, que parece algo sencillo y coherente, muchas veces no se tiene en cuenta a la hora de organizar los módulos de los que va a contar cada sección o URL de una web y en ocasiones se traduce en un cambio radical de planteamiento cuando comenzamos a trabajar el SEO de una web ya creada. A muchos os sonará eso de “hay que cambiar toda la web”.

 

Y sí, así ocurre muchas veces si de verdad queremos tener visibilidad en Google. Traducido a la vida real, sería como si de repente quisiéramos cambiar la cocina y los baños de sitio sin tener que modificar la estructura actual de una casa… Todos somos conscientes de que un cambio así, va precedido de una nueva planificación total de tuberías, desagües, salidas de humos… En esto del SEO, ocurre lo mismo y un cambio radical del enlazado interno, en ocasiones es mucho más traumático que un cambio en la estructura Onpage, que a veces es más o menos trivial.

 

Lo primero en lo que deberíamos pararnos a pensar es en cómo diseñar el menú principal, es decir, qué queremos enlazar desde dicho menú y cómo queremos hacerlo. En este sentido, deberíamos analizar cómo se está pintando el menú y hasta qué nivel se llega a enlazar. No es lo mismo tener un menú que se replique en todas las páginas indexadas de una web, que solo se muestre en la home, que solo se muestre en las páginas de una categoría o en todas las categorías y subcategorías de una sección concreta. Dependiendo del menú que escojamos en este sentido, ya podríamos obtener resultados diferentes en el posicionamiento para las distintas secciones de una web.

 

Una estrategia para una web que tenga una jerarquía excesivamente grande, podría ser generar un menú bajo demanda, siendo siempre accesible a nivel de usuario, hasta el último nivel de todas las subcategorías, pero que a efectos de Google, solo lo haga de las subcategorías de la categoría visitada. De esta forma, lograremos que haya menos enlaces pintados por página y que éstos sean totalmente relevantes y acordes a nivel SEO con la sección visitada.

 

Estructura horizontal

estructura horizontal web

Se puede pensar también en estrategia de crosslinking interno haciendo uso de otro tipo de menús horizontales por sección, de otros menús laterales que arrastren las propias subcategorías o incluso de módulos SEO específicos de crosslinking. Me explico:

 

Uno de los problemas más comunes es encontrar los típicos módulos de productos relacionados/noticias relacionadas, en general, cualquier tipo de secciones relacionadas con la página actual y que dichos enlaces se generen de forma aleatoria. Los enlaces, al menos los que estemos pensando usar para una estrategia SEO, deberían ser “siempre permanentes”. Lo entrecomillo, porque por ejemplo el grueso del tráfico de un medio de comunicación depende de las breaking news y la estrategia es diferente al perseguir el posicionamiento de piezas de actualidad, pero en general, para cualquier tipología web (corporativa, clasificados, ecommerce, etc) deberíamos tener en cuenta que los enlaces fueran permanentes.

 

 

El hecho de contar con un menú horizontal que contenga también una “sábana” desde la que se replique el enlazado hacia subsecciones de la propia categoría, sería algo muy positivo, ya que como indicaba arriba, estos enlaces reforzarán dichas subsecciones a efectos de SEO y evidentemente también a nivel experiencia de usuario. Lo mismo ocurre con el típico menú lateral si se replica en todas las subcategorías, es decir, que se mantenga en la navegación de toda una categoría. Conseguiríamos más enlaces con anchortext optimizados y desde páginas que contextualmente serían muy relevantes. Además, deberíamos tener especial cuidado con estos módulos que se replican y evitar siempre enlaces que lleven a URLs que redirijan.

 

 

Como vemos, el hecho de plantear de primeras un menú general o secundario, como pueda ser uno horizontal bien optimizado y pensando en SEO es crucial, pero además del menú, deberíamos contar con otro tipo de módulos que reforzaran nuestra estrategia de enlazado. Los dos más usados son:

  • Módulos específicos de entrelazado por cada sección para reforzar las categorías/subcategorías que más nos interesan a nivel SEO. Estos módulos pueden ser manuales o automáticos, aunque por regla general suelen ser automáticos.
  • Módulos de contenido con los que conseguir enlaces contextualizados. Estos son los que mejor funcionan, pero no se pueden automatizar como el resto de los que hemos estado hablando, que prácticamente pueden generarse sin necesidad del factor humano. Lo interesante de este tipo de cabeceras SEO que son totalmente manuales, es que son fácilmente “manipulables” para reforzar una página por diferentes keywords y evidentemente, los enlaces que tendríamos serían contextualizados.

 

Por tanto, si no queremos problemas en el futuro, hagamos caso nulo del dicho popular y en este caso, sí empecemos la casa por el tejado 😊

The following two tabs change content below.

Loren Valero

Cuenta la leyenda que me inicié en el mundo online hace ya unos 14 años, tras estudiar ingeniería informática en la Universitat Jaume I de Castellón. Por aquel entonces, el SEO era un concepto propio de la ciencia ficción y la conexión a internet no era posible sin un cable. A lo largo de mi trayectoria profesional me he atrevido con todo, dando servicio como SEO Manager a RTVE y al Diario AS entre otras compañías. En mi otra vida debí de ser corrector en un periódico, porque no se me escapa ni un detalle en lo que a la ortografía se refiere. En "mi tiempo libre" imparto clases en el IEBS de la asignatura "análisis de contenidos para SEO". Puedes seguirme en → @lorenvalero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario:

5 × dos =