Elección de palabras clave

 

Como decíamos en anteriores posts, la estrategia SEO de cualquier página comienza con la búsqueda y selección de palabras. Una vez que hemos creado nuestro diccionario de palabras claves es hora de delimitarlo con el objetivo de optimizar nuestra página web para aquellas palabras clave más interesantes. Pero, ¿cuáles son las mejores palabras claves en términos de posicionamiento? La respuesta es obvia: aquellas que para las que un nivel de búsquedas mensuales alto tienen un nivel de competencia bajo.

El nivel de búsquedas mensuales es un dato que podemos obtener fácilmente gracias a la herramienta de planificación de palabras claves de Adwords. Sin embargo, el nivel de competencia es un dato que deberemos construir nosotros. Efectivamente, entre los datos que nos aporta la herramienta de planificación de palabras claves hay uno denominado “competencia”. Sin embargo, no debéis olvidar que esta herramienta está enfocada al SEM y no al SEO. Tal y como lo define Google, este ratio es “el número de anunciantes que se muestran para cada palabra clave en relación con todas las palabras claves de Google”, por lo que lo que mide este ratio es la dificultad o competencia para esta área. Esto se observa claramente en las búsquedas transaccionales: sus niveles de competencia suelen ser altos a pesar de que sus niveles de búsquedas mensuales puedan no serlo tanto.

¿Cómo calculo el nivel de competencia de cada palabra clave?

Existen en el mercado herramientas que nos ofrecen el nivel de competencia de cada palabra clave de forma automática. Por ejemplo, SeoMoz o SEMRush disponen de este dato. Mediante un algoritmo determinado, calculan un valor en función de la dificultad para posicionar una determinada palabra clave. Sin embargo, en ambos casos esta funcionalidad es de pago. ¿Debemos entonces renunciar a conocer este dato si no estamos suscritos a algunas de estas herramientas? En absoluto. En vez de estas herramientas, utilizaremos los comandos de búsqueda de Google. Los valores que nos interesan conocer son:

Competencia global. Se trata de un valor genérico que incluye el número de resultados que contienen la palabra clave que nos interesa estudiar. Tan fácil de obtener como introducir la palabra clave en el cajetín de búsqueda de Google.

Competencia en title. Siendo la meta-etiqueta una de las más relevantes de cara al posicionamiento, si conocemos el número de páginas que contienen una determinada palabra clave en el title, podemos deducir el nivel de competencia SEO de forma más realista. Para obtener este resultado deberemos introducir en el cajetín de búsqueda de Google el siguiente parámetro: allintitle:palabra clave.

Competencia en URL. Su finalidad es similar a la anterior: conocer cuán optimizada están las páginas de la competencia para una palabra clave y por lo tanto, la dificultad para posicionarme para esa palabra clave, ya que nos permite controlar si las páginas incluyen la palabra clave en el dominio. Para ello introduciremos el siguiente comando: allinurl:palabra clave.

Competencia in anchor. Nos permite conocer en cuántos enlaces entrantes aparece la palabra clave. De nuevo, nos permite formarnos una idea del nivel de competencia SEO al que nos enfrentamos. Este datos lo conseguimos a través del parámetro allinchor:palabra clave.

Llegados a este punto es necesario hacer una salvedad. Los resultados que arrojan estos indicadores nos son demasiado “estables”, en el sentido de que pueden variar en función del navegador que se utilice para realizar la búsqueda e incluso del día en que se haga. Tomados con la debida precaución, seguirán siendo útiles para hacernos una idea más o menos aproximada de lo complejo que será posicionarnos para una determinada palabra clave.

Hasta aquí hemos analizado cuantitativamente la dificultad de una palabra clave, pero no debemos olvidar la calidad de esta competencia. Para ello, podemos hacer una valoración de la competencia que aparece en los primeros resultados de búsquedas. Elegimos una palabra clave y realizamos una búsqueda en Google. Apuntamos los resultados que aparecen en la primera página de resultados y los visitamos, deteniéndonos en parámetros como el nivel de optimización de las páginas, en la densidad y consistencia de palabras claves, la calidad de su contenido, la antigüedad de los dominios, la calidad y cantidad de sus enlaces, su tecnología, su estructura, su código fuente, su PR o D/A… Porque, aunque para una palabra clave determinada el número de páginas competidoras sea reducido, si el top-ten está ocupado por dominios de gran autoridad, posicionarnos será mucho más difícil.

¿Con qué palabras claves me quedo?

Tras volcar toda la información recabada en un Excel, llega el momento de determinar cuáles son las palabras claves por las que optamos. Para ello, podemos utilizar indicadores que nos permitan pesar el atractivo de cada palabra. Existen numerosas fórmulas para obtenerlos y cada SEO utilizará aquellas que les parezcan más oportunas. Sin embargo, tampoco conviene cegarnos con fórmulas matemáticas: el criterio, la experiencia y el sentido común de los profesionales del posicionamiento también desempeñan un papel muy importante. A modo de ejemplo, os dejamos algunos de los indicadores más utilizados:

KEI (Keyword Efectiveness Index). Es bastante utilizado como índice de selección de palabras a posicionar. Se calcula enfrentando el número de búsquedas frente al número de resultados. Su fórmula es

KEI = (volumen de búsquedas) 2 / número de resultados en SERPS

KOI (Keyword Oportunity Index). Muy interesante a la hora de establecer una estrategia de linkbuilding. Se obtiene dividiendo el número de búsquedas al cuadrado por el número de enlaces con un determinado anchor text. Su fórmula es la siguiente:

KOI= (volumen de búsquedas) 2 / número de anchor text en competencia.

KFI (Keyword Feasibility Index). Interesante como índice de optimización del contenido. Se obtiene de la misma forma que la anteriores pero sustituyendo, por ejemplo, el número de resultado en SERP, por el uso de palabras claves en el title

KFI= (volumen de búsquedas) 2 / número de titles en competencia.

Ten en mente que tanto la estrategia SEO como la búsqueda de palabras clave es un proceso continuo. Tómate tu tiempo para buscar e implementar tus palabras clave, recuerda que es la base de tu posicionamiento.

The following two tabs change content below.

Iván Alemán

Últimos artículos de Iván Alemán (Ver todos)

Comentarios:
  • Uno de los resumenes máz claritos que he visto de SEO, hasta la abuela de mi abuela lo entendería. ¡felicidades!

    15 Mayo, 2015 en 9:39 am

Deja un comentario:

cuatro × 2 =