Técnicas de linkbuilding
4513
post-template-default,single,single-post,postid-4513,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Técnicas de linkbuilding

 

Siguiendo con la serie de posts dedicados al linkbuilding, hoy os ofrecemos una recopilación de algunas de las técnicas más utilizadas para generar links entrantes a tu web. Tal y como advertíamos en el anterior post “…será más interesante conseguir unos pocos enlaces pero de calidad, que muchos enlaces sin la calidad suficiente”. Desde la entrada de “Penguin”, Google tiene muy en cuenta la calidad, la variedad y la naturalidad de los enlaces.

Existen multitud de maneras de generar links hacia nuestra web, pero antes de aplicar esta o aquella otra, nuestra recomendación es que os sentéis y reflexionéis sobre los recursos (tanto económicos como humanos) con los que contáis para, en función de estos, elegir la estrategia de linkbuilding más conveniente para vuestro site.
La primera tarea a realizar antes de generar enlaces es buscar los sitios más adecuados en donde insertaremos estos enlaces. La idoneidad de estas páginas pueden estar basada en medidas como el Page Rank, las métricas de Moz o en cualquier otro aspecto que nos parezca relevante (audiencia por ejemplo).

En cualquier caso, sería interesante monitorizar qué páginas enlazan a nuestra competencia. Herramientas como Ahrefs nos permiten obtener un listado de los sitios que enlazan a nuestros competidores. No se trata de reproducir su esquema de enlaces, sino de valorar sus páginas enlazadoras, y si consideramos alguna relevante para nosotros, intentar conseguir enlaces desde estas páginas. También nos dará una idea del número de enlaces a conseguir o descubrir nichos que hasta entonces no habíamos considerado.

A grandes rasgos, podemos dividir las estrategias de linkbuilding en dos grandes grupos: aquellas dirigidas a la generación de enlaces de forma natural o link baiting y aquellas otras en las que se atraen links de forma artificial. La principal diferencia radica en que en las primeras, las páginas enlazadoras lo hacen de “motu propio”, mientras que en las segundas son las páginas enlazadas las que “sugieren” el enlace, por lo que estos suelen estar sobreoptimizados (anchor texts exactos, hacia páginas internas y/o muy profundas). En cualquier caso, más allá de clasificaciones, índices, ordenaciones o taxonomías, lo realmente interesante es conocerlas y saber cómo utilizarlas para nuestros fines.

Creación de contenido (de cualquier tipo: textual, gráfico, vídeo…) relevante con el fin de que los usuarios que lo consuman nos enlacen. Un contenido atractivo o sorprendente puede ser un anzuelo perfecto con el que “pescar” enlaces, especialmente desde redes sociales. Ejemplos de esto podría ser la creación de estudios sectoriales, infografías, tutoriales, casos de estudios… No olvidéis incluir botones sociales con el fin de facilitar el enlace.
También podríamos incluir en este apartado la creación de herramientas, plugins o widgets. Sin embargo, tened cuidado con insertar enlaces en los widgets. Google lo ha identificado como un “esquema de enlace” y por lo tanto, lo penalizará.

Guest Blogging (“posts invitado”). Otra buena estrategia podría ser contactar con medios importantes dentro del sector donde nos movemos y proponerles la creación de contenido a cambio de algún enlace. Un enlace de este tipo no solo aumentará nuestro ranking sino también nuestra notoriedad de marca.

Ayuda a los webmasters. Podríamos brindarles nuestra ayuda a los webmaster de aquellos sites donde nos interesa estar presentes, localizando, por ejemplo, links rotos. Una vez hecho, pedirle que los sustituyan por enlaces hacia nuestra página. A esta técnica se le conoce como broken link building. Podríamos replicar esta estrategia con vacíos de contenido (sugiriéndole rellenarlo con el nuestro) o contenido desactualizado.

Reclamar enlaces a las menciones de nuestra marca. En muchas ocasiones nuestra empresa aparecerá en los medios de forma natural como protagonista de esta o aquella noticia. Si la mención es positiva, sería una buena oportunidad para contactar con el medio y pedirle de forma razonada un enlace. Por ejemplo, si publicamos un estudio y un medio se hace partícipe de él, ¿por qué no pedirle un enlace hacia la página donde lo hemos publicado con el fin de que sus lectores puedan ampliar información? Para monitorizar menciones podéis utilizar herramientas como, por ejemplo, Mention.

Directorios. Aunque muy denostados, los directorios podrían ser una fuente de enlaces adecuada si los utilizáramos con la debida inteligencia y mesura. Aunque parezca mentira, todavía existen directorios de calidad. Enlacemos sólo a directorios de calidad y muy relacionados con algún aspecto de nuestra empresa (actividad, localidad…).

Adquisición de contenidos. Contactamos con el webmaster de un site y, a cambio de una remuneración económica (también podría acordarse “pagos en especies”: descuentos, envíos de muestras…), este publicará un contenido determinado. La ventaja de este tipo de estrategia es que nos permitirá tener mayor control sobre lo que se publica y cómo se hace. Podríamos incluso negociar la forma de enlace. Sin embargo, en muchas ocasiones se abusa de esta técnica, y como resultado los enlaces suelen estar sobreoptimizados, lo que podría dar lugar a penalizaciones.

Estas son algunas de las técnicas de linkbuilding más utilizadas, pero estamos seguros de que tú conoces muchas otras. ¿Nos ayudas a recopilarlas? ¿Cuál es tu opinión sobre las que te hemos comentado?

The following two tabs change content below.

Iván Alemán

Últimos artículos de Iván Alemán (Ver todos)

Iván Alemán
ivan@internetrepublica.com


Contacto
close slider



He leído y acepto la política de privacidad.