Esta es la (era) de La Voz

El ser humano usa la voz para comunicar y relacionarse, pero no ha sido hasta bien avanzado este siglo que la voz ha comenzado a obtener relevancia e interés a la hora de desarrollar funcionalidades o aplicaciones basadas en la voz que sean realmente útiles.

 

Diríamos que actualmente nos encontramos en la era de la voz.

 

Más allá de que escuchemos una voz guiándonos a través de un navegador GPS, que podamos elegir su voz en distintos idiomas o seleccionar si nos habla María o Pepe ( o Mery o John ) o  escuchar un podcast; la voz tiene muchas aplicaciones y servicios por desarrollar gracias a los nuevos usos emergentes.

dispositivo voz alexa

Y es que empezamos a concebir la voz como un instrumento de interacción más allá de la comunicación humana, y nos hemos dado cuenta que es mucho más operativo preguntar y obtener respuestas, o utilizar nuestra voz para realizar otras tareas mientras estamos ocupados con otras. Así por ejemplo, si ya escuchábamos la radio cocinando o conduciendo, en el que éramos tan solo receptores, ahora podemos realizar tareas porque la comunicación se retroalimenta entre nosotros y un asistente virtual.

 

De este modo, podemos guardar la lista de la compra mientras recorremos la cocina en busca de aquello que nos falta o preguntar a demanda el tiempo que hace o las noticias del día antes de salir de casa.

 

La aparición de los Smart Home como Google Home o Alexa, el desarrollo y mejora de aplicaciones de voz como Siri de Apple o Cortana de Microsoft, abren muchas posibilidades de negocio, que apenas se están explorando. Diríamos que todavía estamos en los albores del desarrollo de aplicaciones por voz.

 

Algunos datos de uso de aplicaciones de voz

 

Estamos en un mercado muy incipiente en el que el 62% de las apps no está valoradas y el 40% de los usuarios no quieren usarlas porque no las consideran relevantes, según datos del informe de Tractica.

 

Tan incipiente que según el estudio de frecuencias de uso de los asistentes de voz publicado por emarketer, afirmaba que tan solo el 35% de los usuarios usan estos dispositivos a diario para por ejemplo comprobar el tiempo o las noticias, y un 33% para poner música.

estudio aplicaciones voz

 

Y es que esos son los usos más comunes actualmente entre las aplicaciones de dispositivos de voz:

  • Consultar el tiempo
  • Consultar las noticias o podcast
  • Escuchar música
  • Búsquedas básicas que se normalmente se realizaban en buscadores
  • Enviar mensajes o emails
  • Controlar otros dispositivos a través de la voz.
  • Comprobar el tráfico

 

Oportunidades de negocio en aplicaciones de voz

 

A la hora de elaborar un plan de negocio, podemos decantarnos por las aplicaciones de voz como un nuevo mercado a explorar. Si ya el mercado de desarrollo de las apps para smartphone ha llegado a un punto maduro, es ahora el momento de explorar nuevas funcionalidades y nuevos usos e interacciones entre el ser humano y los dispositivos conectados a Internet.

 

En el futuro el usuario abandonará el smartphone, lo dejará en un manos libre constante y le hablará a aquel dispositivo que le escuche. Ha empezado la competición por la atención del usuario por parte de distintos dispositivos. Y es en este momento es en el que en Internet República andamos inmersos en la busca de nuevos talentos y nuevas funcionalidades de la voz unida a la tecnología.

 

Por ello andamos a la busca de perfiles que nos ayuden a diseñar las apps del futuro y próximamente abordaremos distintos espacios donde existen distintas oportunidades de negocio, como por ejemplo en sectores tan diversos como la salud, la automoción o la atención al cliente.

 

Usos emergentes y más avanzados como realizar la compra online, reservar hoteles, vuelos o una cita médica, serán posibles muy pronto gracias al desarrollo de este tipo de aplicaciones basadas en la voz.

 

Vota este post
The following two tabs change content below.

Charlie Torres

Últimos artículos de Charlie Torres (Ver todos)


Sin comentarios

Deja un comentario:

  Acepto la política de privacidad de datos

uno × 4 =