Pros y contras del botón “no me gusta” de Facebook

Desde hace algo más de 24 horas, es uno de los temas centrales de la red: Facebook está trabajando en un botón de “no me gusta” y la gente se está poniendo muy nerviosa. Tras años y años reclamándolo, ahora las reacciones son agridulces. Mientras algunos hacen la ola, otros levantan la ceja y se preguntan si es realmente necesario.

El caso es que la gente se ha tomado muy al pie de la letra eso del “no me gusta”. No, Facebook no está abriendo las puertas del infierno para que empieces a repartir negatividad entre tus amigos. Su objetivo es crear un botón de empatía, para que esos amigos que comparten sus desgracias por la red se sientan apoyados sin dar pie a chistes. Porque reconozcámoslo… Dar un “me gusta” a un colega que está pidiendo ayuda porque se le ha escapado el gato, puede rozar el humor negro.


Pero, ¿era realmente necesario el botón? ¿No se sobreentiende que ese “me gusta” no significa literalmente que te produce alegría lo que te cuentan? ¿Lo utilizará la gente con el fin para el que fue creado? Como no nos gusta tirarnos a la piscina sin haber probado antes el agua, hemos querido valorar lo bueno y lo malo con una pequeña lista de pros y contras del nuevo botón, para verlo todo con perspectiva.

Los pros

– Se acabó tener que matizar en un comentario que tu intención no es reírte de una desgracia ajena, sino dar apoyo: “Es un like pero no es un like… Ya me entiendes tío. Ánimo.”


– Tu opinión quedará verdaderamente reflejada ante un asunto. No vas a cambiar el mundo, pero todos tus amigos sabrán cómo te hacen sentir ciertos asuntos.

– Presenta una nueva opción. No hace mucho, pero es una función nueva, algo que no suele ser propio de Facebook, así que tampoco nos vamos a quejar.

Los contras

– Queda abierta la veda para que los trolls se pongan las botas. Con la opción de decir “Esto no me gusta” sobre la mesa, a ver cuántos siguen subiendo álbumes de 327 fotos de bautizos, alas de avión y paisajes de su último viaje al pueblo sin afrontar consecuencias terribles en forma de dislikes.

– Los clientes descontentos tendrán todavía más opciones para difundir su negatividad ante una marca, y éstas tendrán cifras todavía más claras del sentimiento de sus usuarios, que podrían afectar a su reputación.


– La gente en Internet puede ser muy cruel, y por mucho que Facebook quiera difundir empatía, el botón sigue diciendo “no me gusta”, y cada uno le dará el significado que quiera.

Sea como fuere, tenemos ganas de que se implante y ver cómo la gente lo utiliza. Sin duda, será una verdadera prueba de fuego para la humanidad: ¿comenzarán los juegos del trolling o lo usaremos con responsabilidad?

The following two tabs change content below.

Anna Pellow

Últimos artículos de Anna Pellow (Ver todos)


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Comentarios:
  • Creo que será muy bueno para la generación de contenidos de mejor calidad, teniendo en cuenta que podemos ser castigados con un NO ME GUSTA, sobre todo para las marcas, habrá un buen tamizado de publicaciones. Ahora si, antes de postear hay que pensar mejor qué vamos a poner en nuestras redes sociales, y digo nuestras porque esto no sólo se implementará en FB sino que seguramente no faltará mucho tiempo para que el resto copie la idea que se pide a gritos desde hace tiempo.
    Saludos!

    22 septiembre, 2015 en 11:53 am

Deja un comentario:

dieciocho − dieciseis =