Cómo identificar la intención de búsqueda de tus keywords

Hoy en día si queremos tener éxito en nuestra estrategia de posicionamiento web, es imprescindible reconocer qué información espera encontrar un usuario cuando realiza una búsqueda. Sabiendo esto podemos satisfacer la búsqueda del usuario de la mejor manera posible. 

En este proceso juega un papel fundamental Google,  ya que es el motor de búsqueda el que clasifica y ordena la información para mostrar los resultados que mejor se adaptan a las necesidades del usuario. 

Con el objetivo de dar la mejor experiencia de usuario posible, el buscador se esfuerza desde hace años en mejorar su algoritmo para intentar entender qué es lo que esperan encontrar cuando las personas introducen algo en la caja de búsqueda. 

Por lo tanto, ya no solo es suficiente con definir una serie de keywords e incluirlas en nuestra página, sino nos debemos centrar en la semántica de una consulta con un sentido global.

¿Cómo sabe Google lo que un usuario espera encontrar cuando realiza una consulta?

Para este cometido, Google es capaz de recurrir a la experiencia previa en consultas similares, crear conexiones y basarse en esos datos para predecir lo que busca el usuario y escoger resultados que responda de la mejor manera posible la consulta. 

En este sentido, la incorporación de inteligencia artificial al algoritmo para comprender mejor el contenido de una web y relacionar conceptos; o factores como el CTR o tasa de rebote, para intentar comprender el comportamiento del usuario en el propio Google, cobran especialmente relevancia, ya que son muy útiles para precisamente llevar a cabo la ordenación de la página resultados y cumplir con las expectativas de usuario. 

Evidentemente, este proceso resulta muy complejo y Google no revela cómo lo lleva a cabo. Lo que está claro es que esto nos obliga a un cambio de perspectiva en la estrategia de palabras clave,  y a focalizar en relevancia del contenido cuando nos enfrentamos a un proceso de optimización web o definición de nuevos contenidos.

Pero…

¿Cómo podemos saber nosotros lo que una persona espera encontrar?

Existe una forma muy rudimentaria pero efectiva de saberlo: analizando los contenidos que posiciona Google para cada palabra clave. Como SEOs y/o webmasters deberíamos obtener la intención de búsquedas para todas las búsquedas que queramos posicionar con el objetivo de afrontar con garantías el proceso de creación de contenidos relevantes.

Por ejemplo, imagina que eres una empresa de casino. Cualquier keyword relacionada con los juegos sería interesante para trabajarla en nuestra web. Analicemos el caso del juego de slot “jumanji”.  Si realizamos en Google la consulta “juego jumanji”, por ser más específicos, encontramos lo siguiente:

 

Si observamos las SERPs vemos como después de los módulos de videos e imágenes, los primeros resultados orgánicos están relacionados con el juego de mesa y, por lo tanto, Google entiende que el usuario está interesado generalmente en juegos de mesa en lugar de en videojuegos.

Pero…

¿Qué hacemos si en lugar de analizar la intención de búsqueda de una palabra clave tenemos un keyword research de cientos de keywords?

 En ese caso tenemos que recurrir a soluciones de análisis masivas. Para esto, en Internet República recurrimos a soluciones muy sencillas como esta que os comparto. 

¿Qué necesitamos?

  1. Herramienta de web scraping
  2. Google sheets

 

¿Cómo funciona?

  1. Completa la pestaña de rankings con los resultados escrapeados de Google. Los campos de id y success se obtienen de la herramienta que nosotros usamos aunque el valor de cada celda no es importante para nuestro objetivo. El resto de campos son muy intuitivos: 

search.q: query de búsqueda

result.organic_results.position: posición del resultado

result.organic_results.title: título del snippet del resultado

result.organic_results.link: url del resultado que muestra Google

result.organic_results.domain: dominio al que pertenece el resultado mostrado

2. Clasifica los dominios en función del sector: la principal ventaja de esta solución es que, aunque sea manualmente, podemos hacer una clasificación propia de dominios adaptados al sector en el que estemos trabajando. De manera que si nuestro cliente, por ejemplo es de banca, nos podría interesar clasificar los dominios en: comparadores, bancos, otras entidades…mediante un sencillo regex de URL o title.

 

3. Comprueba para cada keyword qué tipo de resultados está mostrando Google.

En función del tipo de resultados estructuraremos los contenidos o definiremos una estrategia de palabras clave de una forma u otra. Para mejorar la conversión y maximizar beneficios es muy importante definir qué tipo de keywords voy a atacar y con qué contenidos. 

¿Listo para entender lo que buscan las personas?

The following two tabs change content below.

Agustin Díaz Serrano

Últimos artículos de Agustin Díaz Serrano (Ver todos)

Agustin Díaz Serrano
agustin@internetrepublica.com


Contacto
close slider






    He leído y acepto la política de privacidad.