Creación de un diccionario de palabras claves

 

La mejor manera de empezar una buena estrategia de posicionamiento SEO es dedicarle el suficiente tiempo a la búsqueda y selección de las palabras claves más adecuadas para tu negocio. Decisiones equívocas en esta parte del proceso pueden comprometer los resultados de nuestro trabajo. En este primer post nos centraremos en las diferentes técnicas y herramientas existentes en el mercado para crear el mejor diccionario de palabras claves posible. Sin embargo, antes de empezar, sería conveniente definir qué es una palabra clave y dar algunas características que deberían reunir nuestras keywords.

La forma más genérica de explicar que es una palabra clave es definirla como la palabra o combinación de palabras que se utilizan para buscar información acerca de una temática cualquiera. Si vamos más allá y nos centramos en el mundo empresarial, una palabra clave sería aquella que utiliza nuestro público objetivo para encontrar nuestra empresa o nuestros productos y/o servicios.

Para averiguar qué palabras claves son las más convenientes para nuestro negocio, es necesario comprender las características que estas deben reunir:

Deben estar orientadas al cliente. Una buena palabra clave es aquella que mejor refleje lo que nuestro público objetivo está buscando. Además de posicionarnos por el nombre de nuestra empresa, convendrá tener un listado con las palabras claves relacionadas con la industria, el sector y los productos y/o servicios por los que nuestros clientes nos buscan y que la empresa preste.
A este respecto, es importante ponerse en los zapatos de nuestros usuarios, ya que personas diferentes piensan diferente, y por lo tanto, también buscan de manera distinta. Piensa en los diferentes perfiles a los que pudieran interesar tus productos o servicios y como los encontrarían.

Relevancia. Las palabras claves deben estar relacionadas con nuestro sitio web y deberían aparecer en los contenidos que ofrezcamos.

Nivel de búsquedas alto. Este es un requisito fundamental. En la medida de lo posible, ya que esto también dependerá del sector donde se encuadre nuestra web, el promedio de búsquedas mensuales debe ser lo más alto posible.

Nivel de competencia bajo. Entre varias keywords elegiremos aquellas con un nivel de competencia menor. Hay palabras con niveles de búsquedas alto que, por esta misma razón, son muy utilizadas. Sin embargo, estas palabras ofrecen la desventaja de que será más complicado posicionarse por ellas y requerirá mayores recursos para lograr un posicionamiento óptimo, por lo que será más inteligente optar por posicionarnos por palabras claves menos competidas aun y cuando su nivel de búsquedas sea menor.

Nivel de conversión alto. Independientemente de lo que entendamos por convertir (comprar un producto, conseguir leads, bajarse un PDF…), nuestras palabras clave deben estar orientadas a conseguir el mayor número de conversiones posibles, por lo que deberíamos orientar nuestro posicionamiento hacia búsquedas transaccionales.

Una vez que tenemos claro cuáles son las características que deben reunir nuestras palabras clave, debemos comenzar el proceso de creación de nuestro diccionario de palabras claves. Pero, ¿por dónde empezar?

Brainstorming

Idealmente, antes de empezar a utilizar herramientas se debería realizar una sesión de brainstorming con el fin de generar una lista de keywords semilla con las que alimentar las herramientas.

En este listado previo deberían incluirse palabras y combinaciones de palabras (de 1 a 3 términos) que nombren y describan tus productos o servicios claves así como sinónimos y formas diferentes de buscarlos en función de los diferentes perfiles de usuario. También sería de utilidad repasar nuestro site con el objetivo de localizar y extraer términos relevantes. No debemos olvidar listar todas nuestras marcas y sub-marcas así como todas las formas de nombrarlas (incluidos los misspellings). Realizar la misma tarea con todos los productos o modelos de productos.

Experiencia previa en el sector

Contar con experiencia previa en el sector nos ayudará a conocer cuáles son los patrones de búsqueda más usuales. En caso de carecer de ella, siempre podemos pedirle a nuestro cliente (al fin y al cabo es el experto en ese tema en concreto) que nos facilite una lista de términos más usuales.

Buscador interno de nuestro sitio

Si nuestra web dispone de esta funcionalidad (algo muy aconsejable), podremos utilizarla para descubrir qué esperan nuestros usuarios de nuestra web. Consultando en Google Analytics cuáles son los términos más buscados en nuestro buscador interno, nos haremos una idea, más o menos precisa, de lo que esperan encontrar en nuestro site.

Palabras clave para nuestra competencia

Saber lo que está haciendo la competencia siempre resulta interesante, bien sea para imitarla, bien para diferenciarse de ellas o bien para descubrir huecos o nichos de mercado en los que nosotros no nos habíamos fijado. Para ello podemos utilizar herramientas como SEMrush (http://es.semrush.com/) o simplemente buscar sus meta-keywords.
Un consejo: ponérselo difícil a la competencia y borrar las meta-keywords. No sirven para posicionar y solo le hacéis un favor a la competencia.

übersuggests (http://ubersuggest.org/ )

Esta herramienta nos sugerirá combinaciones y patrones de búsqueda que nos servirán para expandir nuestra lista de keywords iniciales. Aunque no nos da el volumen de búsqueda, es interesante porque nos puede ofrecer nuevas ideas o variaciones de nuestras palabras clave que no habíamos contemplado.

Mergerword (http://mergewords.com/ )

Una vez tenemos patrones de búsqueda establecidos, esta herramienta nos permite concatenar de forma sencilla diferentes palabras, obteniendo como resultado un amplio listado de palabras claves.

Planificador de palabras claves de Google (https://adwords.google.es/ )

Aunque es una herramienta orientada al SEM, resulta clave para llevar a cabo una búsqueda de palabras claves. Bajo el apartado “Ideas para palabras claves” y para una determinada búsqueda, nos ofrecerá ideas y sugerencias además de ofrecernos un promedio del volumen de búsquedas mensuales que realizan los usuarios de Google. Permite realizar filtros por idioma, ubicación y dispositivo.

Google Instant

Google autocomplementará la búsqueda proponiéndonos alternativas.

Google Suggest
Al realizar una búsqueda, Google nos muestra términos relacionados que nos pueden servir para incorporarlos a nuestra lista de palabras clave.

Google Trends
Una vez hecha nuestra selección de palabras clave, es recomendable comprobar la tendencia que puedan tener en un futuro nuestras keywords. Puede ocurrir que después de escoger nuestras palabras clave, la tendencia de uso sea negativa (a la baja), por lo nuestra estrategia se verá afectada reduciendo el número de visitas. Además, nos permitirá comparar diferentes términos, algo muy interesante para estudiar la estacionalidad de los términos escogidos y adelantarnos a ella.

Como ves, existen multitud de estrategias para conseguir crear un diccionario de palabras clave eficaces. Sin embargo, ¿con qué palabras clave nos quedamos? La importancia de la respuesta a esta pregunta merece un post aparte. Por eso, estad atentos a las próximas entradas de nuestro blog. Próximamente os daremos todas las claves necesarias para seleccionar los términos más interesantes a posicionar.

Imagen vía Balakov.

The following two tabs change content below.

Iván Alemán

Últimos artículos de Iván Alemán (Ver todos)

Comentarios:
  • Nofo
    Responder

    Me imagino que todo este articulo esta lleno de keywords y aplican todas las tacticas que ahi describen verdad? Es solo curiosidad

    8 Mayo, 2015 en 1:27 am
  • Nofo
    Responder

    Y gracias por el articulo, es de mucha ayuda y orienta la dirección de nuestros métodos.

    11 Mayo, 2015 en 6:46 pm
  • Excelente articulo, aunque me hubiera gustado que elaboren un ejemplo a profundidad, incluido el tema de seleccionar con que keywords quedarnos. Saludos.

    14 Abril, 2016 en 12:57 am
    • María Leal
      Responder

      Hola Nixur,

      La selección de palabras clave debe hacerse una vez finalizada la fase de búsqueda. Después de todo lo que se ha comentado en el artículo, elaboramos un documento (generalmente un excel aunque puede usar el programa que más te guste). En este documento incluimos todas las palabras del estudio e incluimos en varias columnas los datos más relevantes (es imprescincible el número de búsquedas mensuales y la competencia). Y en la parte de selección, cada una ha elaborado su propia estrategia dependiendo de varios factores (objetivos del cliente, estacionalidad, etc).

      Así, de forma genérica, puedo decirte que normalmente yo suelo ordenarlo por número de búsquedas mensuales para descartar aquellas que tienen pocas búsquedas. Luego me fijo en la competencia, que aunque el el KW planner hace referencia a SEM puede ser un indicativo de la dificultad de posicionar la palabra y también, me fijo en la palabra en sí. Por ejemplo, “coches” tiene muchas más búsquedas que “coches de 7 plazas” pero esta última es más específica, tiene menos competencia y es más relevante para mi negocio de venta de coches familiares.

      Es decir, a la hora de realizar la selección partimos de datos objetivos que nos ayudan a descartar/seleccionar fácilmente, pero también utilizamos el sentido común para selecionar/descartar las palabras.

      Personalmente, cuando es para entregar a cliente, me gusta marcar las palabras clave seleccionadas en colores de mayor a menor importancia y suelo hacer comentarios de por qué he descartado o seleccionado.

      ¡Espero haberte ayudado!

      19 Abril, 2016 en 12:34 pm

Deja un comentario:

5 + 12 =