Primeros pasos en un proyecto SEO

Muñecos 7En el principio Google creó su buscador. La información estaba desordenada, y encontrar algo concreto todavía resultaba bastante complicado. Entonces Google dijo: “hágase el orden”. Y el orden se hizo.

Ahora bien, ¿qué lugar queremos que ocupen nuestras páginas dentro de ese orden? Esa es la razón de ser del SEO.

Google es caprichoso y hay una serie de requisitos que debemos cumplir si pretendemos que nuestra web esté bien posicionada entre sus resultados.

¿Cuáles son los designios del Todopoderoso buscador? ¿Qué quiere de nosotros? En esta entrada hablaremos acerca de los primeros pasos que debes dar si tienes una pequeña web o e-commerce y quieres iniciarte en el SEO.

 

1 – ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?

Para empezar, es fundamental saber en qué situación se encuentra la web que queremos posicionar, estudiar el entorno en el que compite y fijar unos objetivos realistas basándonos en ese estudio.

Un buen comienzo es tratar de encontrar páginas similares a la nuestra para comprobar qué acciones están llevando a cabo y tratar de discernir la mejor manera de competir con ellas. Podemos comprobar qué palabras clave están potenciando, cómo de encarnizada es la lucha por esas palabras clave, cuánto tráfico tienen, qué nivel de visibilidad… Puede que encontremos un hueco que podamos aprovechar para situarnos por encima.

Existen multitud de aplicaciones a nuestra disposición que nos ayudarán a realizar esta labor. Ahrefs, Semrush o incluso algunas de la propia Google como Trends pueden ser de gran utilidad.

 Captura de Google trends

2 – El diccionario

Una vez que conocemos el entorno en el que nos vamos a mover, es hora de que empecemos a movernos. Y lo primero que vamos a hacer es elaborar nuestro diccionario de palabras clave.

¿Qué crees que escribiría la gente en Google para encontrar lo que tú les ofreces? Gracias a herramientas como Adwords, podemos obtener sugerencias de términos relacionados con el contenido de nuestro site y otros datos como el volumen de búsquedas mensuales que tiene cada uno de ellos. ¿Qué se busca más: “perder peso” o “adelgazar”? ¿”Seguros de coche” o “seguros de auto”? AdWords nos da la respuesta.

Debemos hacer una selección de las palabras clave que vamos a trabajar atendiendo, no solo al hecho de que sean muy buscadas, sino también valorando otros criterios como el grado de competencia que hay para cada una de ellas.

Si quieres conocer más a fondo cómo crear tu diccionario de palabras clave, te lo contamos aquí.

 

3 – Optimiza tu web

Unos contenidos bien estructurados, con todas sus metaetiquetas adecuadamente implementadas, unas URL con una estructura sencilla, un diseño que se adapte a los dispositivos móviles… Todos estos factores de SEO on-page referentes al “cómo” está configurado nuestro site, son muy importantes a la hora de conseguir un buen posicionamiento.

Debemos cuidar que todas y cada una de las páginas cumplan con todos los estándares y asegurarnos de que no hay ningún elemento extraño o indebido en nuestro código (por ejemplo, una etiqueta “noindex” que nos haga invisibles para los buscadores).

Para hacernos la vida más fácil, contamos con diversas herramientas que nos permiten analizar nuestra web y detectar los puntos susceptibles de mejora.

Captura de una metaetiqueta NOINDEX

4 – Mucho mejor si consigues que te enlacen

Aunque suene muy manido, no deja de ser cierto: crear regularmente contenido interesante es clave a nivel SEO. No solo porque a Google le gusta ver que nuestra página no está muerta, sino también porque ese contenido nos puede venir de maravilla para el denominado SEO off-page.

Un artículo de calidad, una infografía o un vídeo llamativo pueden viralizarse y generar enlaces a nuestra página, aumentando con ello su relevancia a ojos de los buscadores.

Conseguir que nos apunten enlaces provenientes de dominios de elevada autoridad mejora considerablemente el posicionamiento, por lo que debemos intentar generar ruido para hacernos notar.

También debemos estar al tanto de lo que se dice de nosotros a lo largo y ancho de la red (existen herramientas muy útiles como Mention para ello) y, en el caso de que alguien nos nombre, siempre podemos pedirle que acompañe la mención con un enlace.

Todos estos procesos (entre otros) forman lo que se denomina link building, algo que te explicamos con más profundidad en este artículo.

 

5 – Seguimiento constante

Google Analytics y Google Webmaster Tools son dos de tus mejores aliados. Con tan solo colocar un pequeño código en nuestra web, podemos controlar todo tipo de datos y estadísticas: cómo llegan los usuarios hasta nosotros, desde qué tipo de dispositivos, cuánto tiempo se quedan, conocer las palabras clave por las que nos encuentran…

En resumen, es importante saber qué es lo que está pasando en todo momento para tener capacidad de respuesta ante posibles imprevistos, conocer nuestros puntos flacos y nuestros márgenes de mejora.

Captura de portada de Google Analytics

Estos cinco pasos son lo más básico que debes tener en cuenta al iniciar un proyecto SEO a pequeña escala. Por supuesto, siempre se puede profundizar mucho más en cada uno de ellos y prestar mayor atención a los detalles para lograr posicionarse todavía mejor.

¿Tienes una web propia o una pequeña tienda online y no has hecho nada de esto? Pues es un buen momento para comenzar a llevarlo a cabo. Seguro que obtienes buenos resultados.

The following two tabs change content below.

Arturo M. González

Tengo en casa un papel firmado por el rey emérito que dice que soy Licenciado en Periodismo (nunca me acuerdo de enmarcarlo). A veces escribo, hago cosillas SEO, de gestión de la reputación y de comunicación multimedia.

Últimos artículos de Arturo M. González (Ver todos)

Etiquetas:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Comentarios:
  • Me ha gustado la forma como lo has resumido, agregaría un tracker como SERPWoo en la parte de seguimiento constante. Muy buen blog, me apunto!

    14 abril, 2016 en 12:20 am

Deja un comentario:

18 + 1 =