El impacto de los ad blockers en el SEO

La noticia de la inclusión de ad blockers (bloqueadores de anuncios) en iOS 9 ha tenido una gran repercusión en el sector de la publicidad debido al enorme impacto que tendrá sobre ésta. Lo que no ha sido muy tratado es la forma en la que afecta al SEO.
La idea de incluir este tipo de software parte de la necesidad de mejorar la experiencia de usuario al navegar por Internet desde dispositivos móviles, ya que gran parte de los problemas de uso que experimentan los usuarios son provocados por los anuncios. Por tanto, el uso de bloqueadores, además de mejorar la navegación, reduciría el consumo de datos de los dispositivos.

Aunque los ad blockers afectan a todo tipo de webs, en este artículo vamos a centrarnos en el caso de la publicidad sobre búsquedas y, especialmente, en el caso de Google. Para ilustrar esto, nada mejor que ver un resultado de búsqueda con el bloqueador de anuncios activado (izquierda) y sin él (derecha):

Búsqueda en Google con adblock activadoBúsqueda en Google sin adblock

Como puede apreciarse, la diferencia es abismal, como se pasa de unos resultados claramente dominados por los resultados pagados (que apenas dejan ver el primer resultado orgánico) a todo lo contrario.

No hay que olvidar que más allá de este bloqueador en dispositivos móviles, su uso está muy extendido en equipos de escritorio. De hecho, según este estudio de Pagefair en colaboración con Adobe, se estima que en la actualidad hay 198 millones de usuarios en todo el mundo que lo utilizan y el crecimiento de su uso en el último año es del 48% a nivel mundial. Respecto a España, los bloqueadores de anuncios son utilizados por 5,6 millones de usuarios, por lo que mucho de lo aquí descrito también procede para búsquedas realizadas desde portátiles y ordenadores de sobremesa.

Por tanto, en este escenario es evidente la necesidad de optimizar al máximo las webs móviles, ya que la única forma segura de que nuestra web aparezca en los resultados de búsqueda es mediante el posicionamiento orgánico. Si a esto le unimos que Google ha expresado claramente que el uso de banners de tipo interstitial en versiones móviles se considera una mala práctica y que penaliza los rankings móviles de las webs que los usen, queda claro que es momento de replantear la forma en la que se utilizan los anuncios, tanto en nuestras propias webs como en las de terceros.

El otro hecho que queda por ver es cómo afectará todo esto al negocio de Google, pero eso es tema para otro post.

The following two tabs change content below.

Carlos Estévez

Ingeniero informático de formación, antes era programador web. Dirijo los departamentos de Search Marketing y analítica web de Internet República. Dejándome seducir por R y el Big Data.

Últimos artículos de Carlos Estévez (Ver todos)


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Comentarios:
  • Sergio
    Responder

    Buen post!!! Gracias

    11 Octubre, 2015 en 8:46 pm

Deja un comentario:

dieciseis − 11 =